Promover un diálogo intersectorial para asegurar la resiliencia de la Infraestructura Crítica y Líneas Vitales,
a través de la Gestión del Riesgo de Desastres (GRD)