Fortalecer los mecanismos especializados de protección y asistencia en los retornos de las víctimas de la trata de personas, a través de la coordinación internacional e interinstitucional. Crear mecanismos de coordinación con los consulados y otras contrapartes internacionales para abordar los retornos asistidos y otras medidas necesarias para asistir a las víctimas.