Desarrollar colaborativamente políticas públicas que fomenten un envejecimiento activo y saludable, en base a un modelo sociosanitario y desde una perspectiva de curso de vida.